Premiados 2017

Premio  al empresario turístico/hostelero: José Manuel Sicilia Carnicer (Balneario Sicilia)

La familia Sicilia lleva más de 150 años al frente del balneario que lleva su nombre. En la actualidad, el director es José Manuel Sicilia Carnicer, un entusiasta del turismo termal de calidad y del trabajo en equipo realizado desde la experiencia.

¿Qué valoración hace del premio que le han concedido sus compañeros empresarios de hostelería?

Lo he recibido con sorpresa y con satisfacción. Es un apoyo en estos tiempos inestables.

¿Qué destacaría como hechos más relevantes de su carrera como empresario hostelero?

He conseguido continuar con la empresa familiar y consolidar el proyecto con un gran equipo humano que trabaja día a día por los clientes desde hace años, son empleados con mucha experiencia. Nuestro objetivo es siempre mejorar la calidad de vida y la salud de los que nos visitan.

¿Cuántos años lleva abierto el balneario? ¿Cómo ha sido la evolución?

Mi bisabuelo lo puso en marcha en 1860 y ha evolucionado mucho, mejorando continuamente hasta llegar a la actualidad, con médico propio de la empresa. Fue, sin duda, José María Sicilia, durante los años 1977-1979, el impulsor de este proyecto, con una vida dedicada al termalismo.

Un punto de inflexión en la vida del balneario fue en 1977, cuando el establecimiento empezó a abrir durante todo el año y no solo en los meses de verano.

Sí, fue mi padre el que lo hizo, siendo pionero en España. Este reto obligaba en primer lugar a adecuar las instalaciones del establecimiento y sus servicios a las nuevas necesidades, y en segundo lugar a cambiar los criterios de comercialización. Para ello se abordó la remodelación total del hotel, se dotó de baño, calefacción y teléfono a todas las habitaciones. Las instalaciones termales se modernizaron, se incorporaron nuevas técnicas y tratamientos, y se incorporó un médico director propio.

En 1988 se adquirió el balneario Serón, ampliando el proyecto termal. Con el cambio de siglo se remodeló el establecimiento, con una obra proyectada y dirigida por el arquitecto Joaquín Sicilia Carnicer, hijo de José María, en la que destaca la piscina termal ubicada en una gruta natural, espacio que obtuvo el Accesit del año 2000, Trofeo Ricardo Magdalena de la Institución Fernando el Católico. Por último, en 2008, se construyó el jardín termal.

¿Cuántos trabajadores tiene a su cargo?

Son 130 empleados, un equipo humano veterano y experto. El balneario ha servido para asentar población rural, está muy arraigado en el territorio. Por aquí pasan unas 15.000 personas al año y siempre hacen algo de turismo por la zona.

¿Qué se puede hacer un fin de semana en el balneario? ¿Es para todos los públicos?

Por supuesto, cubrimos el aspecto terapéutico más clásico, para prevenir y curar dolencias, pero también el aspecto de ocio con masajes y servicios de bienestar, que es lo que buscan los más jóvenes. También disponemos de elementos infantiles, un recorrido de ocio, ludoteca, monitores… Perfecto para pasar un fin de semana familiar.

 

Premio a la empresa turística/hostelera: La Bastilla

La Bastilla es sinónimo de tradición y se ha convertido en un emblema de la gastronomía aragonesa y en un punto de referencia en las celebraciones de nuestra tierra. Más de 25 años de trayectoria profesional avalan a un equipo de trabajo que ha conseguido una fórmula de éxito indiscutible con los hermanos Lasheras al frente.

¿Cómo valoran que les hayan concedido el premio a la Empresa Turística/Hostelera?

Siempre es gratificante el que el trabajo y el esfuerzo de muchos años sea reconocido, más todavía cuando ese reconocimiento es por personas del sector. Cada día, cada cliente, cada servicio y, sobre todo, cada reconocimiento hace que el esfuerzo sea recompensado.

Su trayectoria es muy larga. ¿Cómo empezaron?

Los comienzos, como en toda construcción, se vivieron con dureza, que se vio acrecentada por la falta de experiencia en algunos conceptos empresariales, por la inversión económica y por la juventud.

Pero en esa construcción, siempre consideramos que los cimientos eran muy importantes. Había proyectos a corto, medio y largo plazo. El trabajo y la constancia, a pesar de los baches, nos hicieron seguir para adelante.

¿Cuáles han sido los mejores momentos? ¿Y los peores?

Buenos y malos momentos hay en el día a día. Como siempre solemos transmitir a todo el equipo, lo importante es marchar cada día a casa con la conciencia tranquila por haber hecho el trabajo lo mejor que sabes y, sobre todo, haber disfrutado con él. El día que no disfrutas con este trabajo la balanza se desequilibra y se ven más grandes los problemas. Disfrutar haciendo lo que hacemos es el mejor momento de esta profesión. 

Un tema muy importante para La Bastilla son los eventos. 

Por supuesto, los eventos, tanto MICE como celebraciones familiares, son el 90% de nuestro negocio. Cada día los clientes como tal tenemos las cosas más claras y queremos una mejor propuesta con una buena relación calidad, precio, servicio y espacio.

¿De cuántos espacios disponen ahora mismo?

En la actualidad, nuestro buque insignia es restaurante Gayarre. Además, gestionamos diferentes espacios como La Alquería y otras fincas de uso exclusivo para todo tipo de eventos. También hemos creado un departamento de catering con capacidad para realizar un evento familiar o MICE a una distancia desde Zaragoza de hasta tres horas. Estamos trabajando en espacios en Soria, Tudela, Calatayud, Teruel, Ejea de los Caballeros…

¿Cómo ven el futuro de La Bastilla?

Es una pregunta muy importante. Al final siempre estamos trabajando pensando en ello. A día de hoy nos estamos ocupando de forjar un futuro para que todos estos años de trabajo continúen durante generaciones. Trabajar en consolidar el equipo, en que la sucesión sea la adecuada, en que la palabra empresa tome todo su significado y que los clientes sigan apostando por nosotros es nuestra máxima.

 

Premio a la empresa turística/hostelera comprometida con el territorio: Casa Chongastán

Judith, Begoña y Juanjo Martín están al frente del proyecto Casa Chongastán en Chía (Huesca), que se ha constituido como un recurso de referencia en su entorno demográfico y ha contribuido de manera especial a la dinamización del mismo y a crear empleo en zona rural.

¿Cómo han recibido la noticia de este premio?

Con mucha sorpresa. Estamos muy agradecidos y emocionados porque no nos lo esperábamos.

Sus restaurantes se han convertido en una referencia en La Ribagorza. ¿Qué tipo de cliente tienen?

Pues tenemos de todo. Hay mucha gente que viene de turismo, sobre todo en verano, y también hay gente de la zona que nos visita.

¿Cómo se les ocurrió emprender y hacerlo en un pueblo pequeño?

Siempre nos ha gustado vivir aquí. Mi hermano se hizo cargo de la ganadería y mi hermana y yo decidimos abrir este restaurante. Nosotras habíamos salido a estudiar fuera, pero queríamos vivir en el pueblo y ésta fue una forma de conseguirlo.

De hecho, la ganadería de su hermano también es un aliciente importante para los clientes de su restaurante…

Sí, utilizamos su carne para muchos platos y es un aliciente importantísimo para nuestros clientes. También tenemos huerto, así que la materia prima que utilizamos es muy cercana. Siempre intentamos utilizar productos de temporada y de proximidad. Además, a la gente le gusta el restaurante porque está en un sitio muy bonito, les gusta la decoración del local y el trato que damos a los clientes.

¿En qué se basa su compromiso con el territorio?

El restaurante es un lugar de trabajo y, como tal, contribuye a fijar población. Nosotros somos tres jóvenes que hemos decidido quedarnos en un pueblo de 50 habitantes. Eso ya es muy importante para una localidad tan pequeña. Además, el personal que contratamos también vive aquí.

 

Premio a la empresa turística/hostelera embajadora del turismo en Aragón: Dinópolis

Territorio Dinópolis, con sus ocho sedes, se ha convertido en uno de los grandes focos turísticos de Teruel. El parque temático atrae público de toda España e incluso de otros países y cada año se renueva y mejora con nuevas atracciones y descubrimientos. Higinia Navarro es su gerente.

¿Cómo valoran este premio a su labor como embajadores del turismo en Aragón?

Lo valoramos con mucha satisfacción. Sin duda es un premio muy significativo pues es un premio otorgado por la Confederación de Empresarios Turísticos y de Hostelería de Aragón junto con Turismo de Gobierno de Aragón. Una puesta en valor de lo conseguido  y un impulso para seguir evolucionando y afrontando nuevos retos, pues Dinópolis es una realidad, un proyecto vivo y con gran proyección en todos sus ámbitos: social, económico y de desarrollo territorial.

Dinópolis se ha convertido en un parque que mueve mucho turismo, no sólo de Aragón, sino de otras comunidades autónomas. ¿De dónde vienen principalmente? 

Así es, Dinópolis ha sido desde sus inicios y ahora ya consolidado, un foco muy importante de atracción de visitantes. Desde su apertura en junio de 2001 y hasta la fecha, más de 2.700.000 personas han visitado Territorio Dinópolis y, por tanto, Teruel y su provincia.  Con una media anual de visitantes de algo más de 160.000 personas, lo que supone atraer anualmente a cinco veces la población de Teruel capital es un importantísimo revulsivo económico para la zona que queda patente con este reconocimiento como embajadores del turismo que nos otorga la Confederación de Empresarios Turísticos y de Hostelería. Amantes de la Paleontología y de los dinosaurios que vienen hasta Territorio Dinópolis provenientes de toda España y en mayor medida de Comunidad Valenciana, Madrid, Cataluña, Murcia, País Vasco, Andalucía y por supuesto, y más en los últimos años, de Aragón.

Para Teruel, Dinópolis se ha convertido en uno de sus grandes motores económicos. ¿Cómo ha influido desde que se inauguró?

Las cifras hablan por sí solas. En las últimas encuestas realizadas esta temporada a nuestros visitantes, casi el 74 % de los mismos afirmaba pernoctar al menos una noche fuera de su residencia habitual. Con motivo del 10º aniversario de Dinópolis, se realizó un estudio de impacto económico en el que se detallaba que por cada euro gastado en el parque se multiplicaba por 7 en nuestra área de influencia. Se han abierto más establecimientos hoteleros, restaurantes, se ha potenciado el sector servicios, se han creado puestos directos e indirectos, etc. favoreciendo el desarrollo turístico de la provincia.

Dinópolis fue en sus inicios un proyecto pionero por varios aspectos y hoy en día lo sigue siendo. Por un lado, al haber tomado un recurso autóctono como es la riqueza fosilífera y paleontológica de nuestra provincia y convertirla en un recurso socio-económico y turístico de éxito, basado en una perfecta combinación de ciencia y ocio. Y además, no solamente está formado por un único centro, sino por diversas sedes ubicadas en distintas localidades de la provincia de Teruel en las que ha habido hallazgos paleontológicos de gran relevancia internacional, que hacen que Territorio Dinópolis sea único en su especie.

¿Hay gente que conoce Teruel gracias a Dinópolis?

Sí. Dinópolis ha hecho que hayan sido muchos los que hayan tenido la excusa perfecta para venir a Teruel y disfrutar tras su visita al parque de otros muchos atractivos que podemos presumir que tiene nuestra ciudad y nuestra provincia. Porque no debemos olvidar que aquellos que visitan el resto de nuestras sedes aprovechan también su viaje para conocer otros encantos que tienen estas localidades donde se ubican o municipios cercanos, cumpliendo con la proyección social y económica que también tiene Dinópolis, además de ser uno de los principales focos de visitante de la provincia de Teruel.

Volviendo a hacer referencia a las encuestas que realizamos a nuestros visitantes, en las últimas el 85,18 % de los mismos afirmaban que el motivo principal de su viaje a Teruel había sido la visita a Dinópolis.

Dinópolis empezó a funcionar en 2001. ¿Cómo ha evolucionado en este tiempo?

Dinópolis ha sido un parque que ha ido creciendo poco a poco, con cabeza. Sin perder en ningún momento la base del proyecto, esa combinación de ciencia y ocio que, como he mencionado anteriormente, es una de claves de nuestro éxito . De esta manera, en estos 16 años de vida, se han ido incorporando diversos contenidos al parque principal, Dinópolis, se han ido creando y abriendo nuevos centros en distintos municipios de la provincia y ante todo, ofreciendo lo mejor de nosotros mismos, para que la visita se convierta en una experiencia para recordar y para contar: no hay mejor publicidad que hablen bien de nosotros aquellos que nos conocen.

Es un parque temático muy diferente a lo que estamos acostumbrados. ¿Cómo reacciona la gente cuando lo conocen?

Gratamente sorprendidos. Dinópolis es un parque paleontológico en el que cualquier amante de los dinosaurios y de la Paleontología va a disfrutar. Es muy curioso cuando ves a niños pequeños que se quedan perplejos cuando ven las dimensiones de nuestro Turiasaurus, el dinosaurio más grande de Europa hallado en Riodeva (Teruel), municipio en el que también se encuentra una de nuestras sedes de Territorio Dinópolis, Titania. Pero no solamente ver la reconstrucción de cómo sería este gran saurópodo en vida hace millones de años, sino de ver sus huesos originales en nuestro fantástico museo paleontológico y aprender de una manera amena y divertida cómo era, vivió etc. Disfrutar de los recorridos temáticos como “El Último Minuto” o “Viaje en el Tiempo”, de nuestro recién estrenado cine 3D, que los más pequeños jueguen a ser paleontólogos por un día en la Paleosenda. Todo esto y mucho más forma parte del éxito sin duda que hemos alcanzado, que la Paleontología y el mundo de los dinosaurios estén más vivos que nunca en los grandes prescriptores que nos visitan y que luego lo comparten. De hecho, 9 de cada 10 personas que nos visitan recomiendan la visita a otras personas.

 

Premio al profesional turístico/hostelero: Jesús Solanas Murillo (Restaurante Absinthium)

Para Jesús Solanas su profesión es toda una forma de vida. Es uno de los sumilleres más respetados de Aragón, ha sido durante muchos años director de restaurante, y ahora es propietario del Absinthium, donde deja su sello personal tanto en cocina como en sala.

¿Cómo ha recibido este premio a su labor en el sector turístico?

Con sorpresa y alegría porque es un premio que dan los compañeros. Dentro de mi vida laboral en la hostelería, llevo poco tiempo como propietario y se agradece la confianza.

Su nombre siempre ha estado ligado al mundo del vino.

Es la parte más visible, pero siempre he intentado plasmar mis ideas en la gastronomía en general. Realmente he ejercido más de director que de somelier. Lo que me llena es trabajar en todos los aspectos del restaurante, colaborando tanto con cocina como con sala, aunque siempre presto especial atención al vino. Yo reivindico la figura del propietario-anfitrión.

Y ahora en su restaurante puede poner en práctica esta figura…

Sí, bueno, pero trabajando mucho. No sólo hago de anfitrión, sino que tengo que aportar también mi granito de arena.

Siempre se nombra a los cocineros, pero también es importante saber vender esa gastronomía, que es la función del servicio de sala…

Tiene que haber un buen conjunto cocinero-sala. Yo no creo en restaurantes basados sólo en la cocina. Pueden hacer una cocina maravillosa, pero si en el local hace frío, el camarero es antipático o cualquier otra cosa, el cliente no vuelve. Sin embargo, un buen servicio puede arreglar una mala cocina.

¿Qué importancia tiene la gastronomía y los restaurantes en el turismo?

No vivimos en una región de mucho turismo. Es una ciudad de paso y no podemos competir con otras como Madrid, Barcelona, Sevilla… No somos un destino gastronómico porque no se conoce mucho nuestra gastronomía. Hay comunidades más pequeñas, como Asturias, por ejemplo, que sí han sabido vender su gastronomía. Aquí no hemos acertado aún con la fórmula.

 

Premio a la empresa o entidad destacada por su apoyo al sector turístico/hostelero: Coca Cola

Coca Cola es un fijo en la hostelería. Su apoyo al sector turístico es indiscutible, estando presentes en cualquier iniciativa que se lleva a cabo. En todos los establecimientos se ofrece Coca Cola y Coca Cola siempre se ofrece a todos los establecimientos en una colaboración muy estrecha que se ha mantenido durante años. Hablamos con Fernando Anel, Jefe de Comunicación de la Región Noreste (Area Norte) de Coca Cola España.

 

¿Cómo han recibido la noticia de este premio?

Estamos encantados de haber recibido este premio que, consideramos, es un reconocimiento más al compromiso de Coca-Cola con el sector hostelero, y nos sentimos privilegiados y orgullosos de comprobar que la hostelería también reconoce la labor de Coca-Cola.

Este sector es muy importante para nosotros, pero también para la economía española puesto que cuenta con 300.000 establecimientos en todo el país, más de un millón y medio de empleados y un impacto económico que representa el 7,6% del PIB español.

Coca-Cola siempre ha apoyado el sector turístico y gastronómico. ¿No es así?

Efectivamente. Históricamente, Coca-Cola ha acompañado al sector en su desarrollo con múltiples iniciativas diseñadas especialmente para fomentar el crecimiento de la industria y sus principales actores. Muchos recordarán la campaña de ‘Benditos Bares’ con la que Coca-Cola quiso apoyar al sector hostelero durante los años más duros de la crisis o Whatsred, una iniciativa dirigida a generar crecimiento y valor para nuestros clientes, a través de una plataforma digital que les pone en contacto con sus consumidores. También, de manera exclusiva para la hostelería, en 2015 lanzamos la nueva botella de vidrio Contour; en 2016 Fanta slider, una botella innovadora con un diseño más ligero y moderno; y en 2017 la gama de mixers Royal Bliss, cuyo objetivo es ayudar al sector a desarrollar su capacidad para ofrecer un amplio abanico de experiencias premium. Además, hemos querido apoyar a todos los camareros que trabajan en el sector a desarrollarse profesionalmente a través de BartalentLab, la primera comunidad online que les ofrece una oportunidad formativa e informativa que se adapta a sus necesidades y a sus posibilidades. Esto son solo algunos ejemplos de nuestro compromiso con el sector.

Y el sector turístico y gastronómico también confía siempre en Coca-Cola. No hay establecimiento sin Coca-Cola.

Es un orgullo para nosotros estar presente en hasta un 94% de los establecimientos aragoneses  y demuestra, una vez más, la importancia de nuestra contribución al sector. Es fundamental recordar que de los 7.690 millones de euros que los consumidores españoles gastaron en bebidas de las marcas de Coca-Cola en 2016, más de la mitad fue al canal HORECA y a establecimientos minoristas.

¿En qué tipo de actividades y jornadas participan para mostrar su apoyo al sector?

En Aragón tenemos firmados una diversidad de convenios con establecimientos: Pilar
Gastro Week o Gastropasión en Zaragoza; con la Asociación de Empresarios de Hostelería de Teruel, el Concurso de Tapas Jamón de Teruel; con la Asociación provincial de Hostelería y Turismo de Huesca colaboramos en todos los concursos de tapas de las comarcas; con Cafés y Bares de Zaragoza, el Concurso de Tapas de Zaragoza, etc. Y apoyamos el evento común a todas ellas, Aragón con Gusto. En definitiva, tratamos de estar junto al sector siempre que tenemos oportunidad.

¿Cómo ven el sector turístico y hostelero en Aragón?

Creemos que Aragón tiene un gran potencial turístico y que es imprescindible comunicarlo para dar a conocer los encantos de esta Comunidad Autónoma, algo a lo que hemos querido contribuir aportando nuestro granito de arena con 400 actividades locales de carácter deportivo, cultural, musical, solidario y medioambiental en las que hemos conseguido involucrar, solo en 2016, a un millón de personas.

Premio a la empresa con mayor proyección turística internacional: Zona Zero

Jorge Ruiz de Eguilaz es el presidente de Zona Zero, un centro de BTT ubicado en Aínsa (Huesca). La comarca del Sobrarbe es uno de los territorios de referencia para la práctica del BTT a nivel Europeo, sus rutas recorren los más bellos parajes del Pirineo Aragonés, discurriendo algunas de ellas por el Parque Natural de la Sierra  y cañones de Guara y por el entorno del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Vuestra empresa está en Aínsa, pero es conocida en toda Europa gracias a las rutas BTT.

Sí, nos conocen en todo el mundo, sobre todo desde 2015, cuando albergamos el mundial de Enduro. Realmente el 25% de los ciclistas que nos visitan son de fuera de España, sobre todo de Francia, y es una cifra que crece cada vez más en cantidad, pero también en lejanía geográfica, vienen ya de los cinco continentes. La mayoría de los que vienen es la primera vez que visitan España. Vienen a hacer bici de montaña y ya de paso hacen turismo. El boca oreja es lo que nos ha funcionado siempre.

¿Cómo surgió Zona Zero?

Zona Zero fue una idea de varios empresarios de la comarca del Sobrarbe amantes de la bici y del territorio. Se dieron cuenta de que la zona tenía muchas posibilidades y gracias a un grupo de voluntarios recuperamos caminos que llevaban muchos años sin limpiarse. Así creamos rutas y un centro de BTT con una orientación más empresarial, esa es la diferencia. En otros lugares han creado centros BTT públicos y si no hay personas detrás que conozcan bien las necesidades, no funcionan. Nosotros teníamos experiencia. Cuando empezamos éramos el tuerto en el país de los ciegos.

¿Cuántas rutas ofrecéis?

Tenemos 60 rutas de bici de montaña y acabamos de presentar 30 rutas para bici de carretera.

¿Sus visitantes son deportistas o también aficionados que van en familia?

Pues una mezcla de los dos. La mayoría tienen un nivel medio-alto de manejo de la bici, pero cada vez viene más gente que busca rutas más light, por eso hemos hecho recorridos más sencillos. En este caso vienen en grupos de amigos (entre 2 y 30 personas) para estacias cortas, o en familia, sobre todo en verano, combinando el turismo en familia con unas horas al día de práctica de la bici.

¿Qué impacto supone esta actividad para la zona?

En los tres últimos años ha habido entre 50.000 y 60.000 pernoctaciones y un impacto anual de cinco millones de euros en el Sobrarbe. El centro ha ayudado a un repunte muy bueno del turismo, sobre todo fuera de temporada. Es un turismo al que le gusta la gastronomía, ir a tomarse algo después de la ruta, y por eso incluso tenemos una cerveza oficial Zona Zero elaborada en la comarca.

 

Premio al directivo de asociación turística: Pedro Giménez Carbonell (Asociación de Cafés y Bares de Zaragoza)

Pedro Giménez lleva media vida involucrado con la Asociación de Cafés y Bares, los últimos 12 años como presidente. Sabe lo que es lidiar con problemas de lo más diverso y ahora está inmerso en su próximo reto: la apertura de una nueva sede con centro de formación.

¿Cómo ha recibido la noticia de la concesión de este premio?

Con mucha satisfacción, sobre todo por venir de quien viene, de mis compañeros de sector, un sector en el que llevo muchos años involucrado.

¿Cuánto tiempo lleva en la Asociación de Cafés y Bares?

Como presidente llevo 12 años y 8 más como vocal. Siempre he estado en el sector de cafés y bares.

¿Cómo gestionáis una colectividad con características y necesidades tan diversas como el de los bares?

Es un colectivo muy diverso, pero nuestra función es fundamentalmente facilitar el día a día de los bares y cafeterías: ayudarles con las aperturas, sanciones, servicios fiscales, nóminas…

¿Cómo ha evolucionado la asociación?

Estando siempre al día. El sector de cafés y bares, y el de la hostelería en general, está en constante evolución. Cada dos o tres años surgen nuevos tipos de negocio, nuevas normas… y siempre tenemos ahí la espada de Damocles sobre nuestras cabezas.

¿Cuáles son los principales hitos conseguidos?

Precisamente lograr aunar a un colectivo tan importante como el nuestro. Ahora mismo tenemos en torno a 1.000 asociados.

¿Cuáles son ahora los principales retos?

Nuestro reto más inmediato es abrir una nueva sede en la calle Sanclemente. Ya hemos comprado el local, en el edificio Zeus y esperamos trasladarnos allí el año que viene, donde contaremos también con un centro de formación, que era algo que nos demandaban nuestros asociados.

 

Premio a la entidad o persona destacada en la divulgación del Turismo:  Juan Barbacil Pérez

Lleva desde 1995 al frente de Barbacil Comunicación, un gabinete con el que ha sido responsable de numerosas campañas de promoción de la gastronomía y el turismo de Aragón, así como coordinador del Plan de Excelencia Turística de Zaragoza.

¿Cómo has recibido el premio?

Con satisfacción y agradecimiento al sector que lo otorga.

¿Desde cuándo estás trabajando dando visibilidad al turismo aragonés?

A la gastronomía más de 20 años. Con mi familia en el sector este año cumplimos 100 años (1917 / 2017). Y en el caso del Turismo llevamos aproximadamente 10 años, si es que pueden separarse una cosa de la otra.

¿Qué acciones recuerdas que han contribuido más a difundir el turismo aragonés?

Unas cuantas. Sobre todo la organización de congresos y foros de reflexión en torno a la gastronomía. También como director del Plan de Gastronomía de Aragón durante siete años; como responsable de la campaña de Alimentos de Aragón desde su inicio; y durante años, la gestión de viajes de familiarización con periodistas nacionales.

¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de nuestro turismo?

En unas líneas no es fácil pero hay que mirar el último estudio que hizo el Departamento de Vertebración del Territorio que lo encuentro muy ajustado y bien hecho.

¿Qué importancia tiene la gastronomía en el turismo?

Son inseparables, no se entiende la una sin la otra.

¿Qué visión tienen de Aragón fuera de nuestras fronteras?

Como dice el estudio que he citado (https://www.turismodearagon.com/sites/default/files/descargasplanes/estudio_prospeccion.pdf) es descanso y la desconexión en los quehaceres diarios. También dice que  “es perfecto para irse a desconectar un fin de semana normal “, o “ideal para un puente largo”. Aragón se halla íntimamente unido a la Virgen del Pilar “la Pilarica”. Aragón es conocido por la nieve y la posibilidad de realizar deportes de invierno. Pero en gastronomía, “no existen apenas referencias”. Cuando desde la Academia Aragonesa de Gastronomía invitamos a colegas de fuera de Aragón y les preguntamos ¿cómo se nos ve?, la respuesta lamentablemente es “que no se os ve”. Así que queda mucho por hacer y en eso estamos. Hay que dejarse de mirar al ombligo y seguir trabajando mucho en el exterior.

 

Premio a la empresa turística u  hostelera 2.0: Hotel Sauce**

El hotel lleva 30 años funcionando, pero realmente ha sido con la última generación, con Luis Fernández al frente, cuando el establecimiento ha apostado por las nuevas tecnologías y ha creado una página web interactiva guiada por la “Mentalidad Sauce”.

¿Cómo han recibido la noticia de este galardón?

Con mucha ilusión. En 2018 cumplimos 30 años desde que nuestros padres abrieron el hotel así que este premio nos da aún más energía para seguir mejorando e innovando.

Se les ha premiado como empresa hostelera 2.0. Cuéntenos un poco lo que hacen en este sentido.

Comenzamos con lo que sería el proyecto 2.0 en el año 2009. Desde entonces el sector, la economía y la manera de comunicarnos no ha parado de evolucionar. Desde el principio centramos nuestro trabajo en la generación de contenido a través del blog. Entonces nació saucepolis.com. En este proyecto nuestro objetivo era interactuar con los ciudadanos de Zaragoza y proyectar la mejor imagen de la ciudad. Nació por ejemplo el concurso de fotografía “Saucepolis, cerca de ti” que llegó hasta su octava edición, y pudimos descubrir y compartir rincones y perspectivas maravillosas de la ciudad. Creo que conseguimos acercar el hotel a más gente, presentar al equipo, etc. Fue un proyecto en el que invertimos tiempo e ilusión.

Poco a poco fueron naciendo más blogs e iniciativas en la ciudad así que pensamos que el primer objetivo ya estaba cumplido. Decidimos cerrar la página e integrar Saucepolis dentro de una nueva sección de actualidad en www.hotelsauce.com. Entrevistamos a clientes y amigos, publicamos las novedades del hotel y tenemos un pequeño espacio dedicado a la creatividad con la sección de relatos. Seguimos trabajando la actualidad, ahora de manera más seleccionada.

Hace 2 años y continuando con la comunicación dentro de nuestra web nació www.mentalidadsauce.com que es donde centramos ahora la mayoría de nuestros esfuerzos. Mentalidad Sauce intenta explicar nuestra cultura y filosofía, el modo de pensar y actuar que creemos nos caracteriza. El objetivo ahora es compartir valores. Lo hacemos a través de la redes sociales o a través de métodos más tradicionales como nuestro calendario anual.

Tienen una web muy innovadora que siempre está actualizada. ¿Creen en la web como una herramienta importante más allá de su función como motor de reservas?

Para nosotros la comunicación en nuestra web es lo principal. Creemos en él como proyecto de largo plazo. Aquí es dónde podemos explicar no sólo lo que hacemos sino también quienes somos.

También están en redes sociales. ¿En cuáles están y qué importancia les dan?

Aunque no entren dentro quizás de la categoría de red social por no ser plataformas que tienen como objetivo principal las relaciones o interacción entre sus usuarios nosotros hemos centrado nuestros recursos en asimilar y responder a las opiniones de los clientes. Estamos muy atentos a sus observaciones que suponen el gran reto de la mejora continua e invertimos en consecuencia. Procuramos responder opiniones y analizarlas y esto consume gran parte de nuestros recursos.

En lo que se refiere a redes sociales como tal estamos principalmente en Facebook, que fue la evolución natural a la comunicación a través del blog. A la hora de dedicar recursos hemos tenido que ser selectivos. Tenemos nuevos retos en otras redes sociales que están ya en marcha. Creemos que todo lo que tiene que ver con alimentos y bebidas requiere de nuevas redes sociales más dinámicas y hemos comenzado a dar pasos dentro de nuestra cafetería www.mihabitacionfavorita.com.

¿Por qué este interés por el mundo 2.0?

Porque es divertido y necesario. Creemos que en los últimos 30 años lo que ha ido cambiando no es el fondo sino las herramientas de comunicación.

Su hotel lleva en funcionamiento 30 años. ¿Qué opinan las generaciones más antiguas del nuevo rumbo de la empresa?

En realidad, el hotel cumple 30 años, pero a nosotros nos gusta mirar más atrás, hasta los años 50. Es probable que no trabajásemos en el sector si nuestra abuela Sabina no hubiera abierto una pensión al lado del Mercado Central a principios de siglo. Nuestra madre vive con mucha ilusión la continuidad del proyecto y sigue participando y ayudando, ahora desde una posición diferente. Mentalidad Sauce también es un homenaje a ella, a nuestro padre y a nuestros abuelos.

 

Premio al ejecutivo de empresa turística u hostelera : Pedro Villanueva (Balneario Ariño)

Pedro Villanueva lleva más de 20 años en el sector y desde 2014 gestiona el Balneario de Ariño. Lo que más valora son las personas y las relaciones entre ellos.

¿Cuál es tu experiencia en el sector de los balnearios?

Comencé en el mundo del turismo de salud montando hace más de 20 años una consultora especializada con la que desarrollamos estudios de viabilidad e informes del sector a diferentes empresas y gobiernos, tanto españolas como de otros países.

Con una visión global del sector, fui consejero delegado de varios proyectos termales en España, consolidando balnearios en Valencia y Extremadura, hasta que en 2014 me embarqué en la aventura de la gestión del Balneario de Ariño, si bien contaba con el apoyo del grupo de interés comercial denominado Balnearios Activos.

Los años en consultoría y sobre todo en gestión han marcado mi trayectoria, convenciéndome de que lo más importante son las personas y las relaciones entre ellas, y ello es a lo que dedico cada minuto de mi día, ya que tras la tecnología, los contratos, los números, etc, siempre hay personas y necesidades concretas de relacionarnos para crecer juntos y mejorar nuestra vida.

¿Qué diferencia al Balneario de Ariño del resto de balnearios españoles, tanto en positivo como en negativo?

En España hay muy diversos modelos de negocios y la gran mayoría son muy sólidos y bien gestionados. Aragón por ejemplo, es una Región que cuenta con muchos de los mejores balnearios en este sentido y las cifras año a año lo demuestran.

En Ariño hemos intentado poner en marcha un concepto de Termalismo Medicalizado, desarrollando una propuesta de valor donde lo médico, la cura terapéutica, tiene un valor diferencial muy potente, desarrollando propuestas innovadoras que no se conocen en otros balnearios, como son la Unidad de Medicina Termal, la Clínica de Fisioterapia especializada en la Biomecánica de la Marcha o el Centro de Piel Sana.

Es una apuesta clara y constante, sin olvidar otro tipo de cliente que demanda una oferta de turismo de salud en una zona carente de ésta, por lo que hemos abierto las puertas a los pasantes, personas que no se alojan en nuestro balneario, pero que demandan nuestra oferta de salud.

Quizás lo más complicado de gestionar es la novedad del proyecto en un territorio emergente en el campo del turismo, pero aún desconocido para mucho público, sobre todo a nivel nacional, ya que no existen importante hitos turísticos que por tradición e importancia generen llegada de clientes.

¿Qué diferencias percibes entre el turismo de salud de otros lugares de España y el de Teruel?

Podemos decir que en 3 años el sector balnearios en la provincia ha supuesto una revolución, ya que hasta 2014 sólo estaba en marcha el Balneario de Manzanera, luego se abrió Ariño y este mismo años Segura de Baños, por lo que la provincia ya tiene un número considerable de establecimientos que compiten en mercados diferentes y con propuestas de valor diferentes.

Como ocurre en España, ocurre en Teruel, y es que conviven propuestas diferentes, con establecimientos históricos consolidados con nuevas ofertas de turismo termal, y no existen grandes diferencias con el resto del territorio nacional. En estos momentos la provincia de Teruel puede jugar al máximo nivel con otras zona de España, ya que puede ofertar experiencias de todos los niveles en zonas espectaculares por descubrir.

¿Cuánta gente pasa por el balneario cada año?

Los balnearios somos de los establecimientos hoteleros con la ocupación media más alta de España, ya que la mayoría de los clientes hacen estancias de 11 días, que junto con otros de más corta estancia, hacemos una media superior a 4,4 noches, muy lejos de las 2,3 de media en el territorio español.

En el año 2017 esperamos cerrar las puertas con una ocupación que supera el 88 % de las camas ofertadas, lo que supone más de 22.000 pernoctaciones, realizadas por algo más de 5.100 personas.

A este dato de alojamiento, hay que sumar las personas que nos visitan a pasar el día en nuestra propuesta de salud, que en este año han sido más de 7.000. Todo ello, ha supuesto tener que alargar la temporada hasta 10 meses y con proyección de una mayor temporada cuando se consolide el destino turístico

¿Cuántos trabajadores tenéis?

En los picos altos de producción hemos llegado a ser 53 trabajadores y mantenemos una media de 48 durante toda la temporada. Actualmente, 26 de ellos son de Ariño y el resto, casi en su totalidad, de la comarca y las colindantes. Además, nos consideramos una iniciativa potente en la lucha contra la despoblación, ya que el 70% de nuestros trabajadores son mujeres que tiene familia en la zona o piensan quedarse a vivir definitivamente en ella. Se trata de un grupo con gran talento y talante que determina el éxito del proyecto.

¿Vais a ampliar el balneario? ¿Proyectos de futuro?

Todo está pasando muy deprisa y mucha gente está orientando sus fuerzas e ilusión para que este proyecto siga creciendo a nivel muy alto, y nosotros, no vamos a cerrar las puertas a este crecimiento.

Está previsto que en los próximos años se inviertan varios millones de euros para su crecimiento, aportados por el Ayuntamiento y nuestra empresa, llegando a doblar el número de plazas hoteleras actuales y los espacios terapéuticos que tenemos, dando cobertura a la nueva demanda que se detecta día a día.

Durante el año 2017 se ha realizado una importante inversión y para la próxima temporada se pone en marcha la nueva zona alojativa denominada PLAZA, con 6 villas personalizadas, lo que nos supone 4 nuevos empleos. Tenemos proyectos de inversión para 2018 que amplían la zona exterior y la oferta turística, así como otros que esperamos se puedan cumplir y generar más empleo en la zona.

 

Premio a la persona o entidad embajadora turística de Aragón: Javier Sierra

El turolense Javier Sierra es el primer escritor español que ha entrado en el Top Ten de la lista de los más vendidos de Estados Unidos ​con su obra La cena secreta.  Ha obtenido el Premio Planeta con su libro El fuego invisible sobre el Santo Grial, donde tiene mucha importancia el románico de algunos pueblos del Pirineo. Ahora va a estrenar un programa de televisión donde responderá a las preguntas que se hacía desde pequeño sobre grandes enigmas de la Historia, y donde Teruel tendrá un papel protagonista. Allí donde le llevan los designios de su profesión hace honor a su orgen turolense y a las excelencias que posee nuestro territorio al servicio de las personas que nos visitan y de las personas que disfrutan de nuestra tierra, en su vida cotidiana.